lunes, enero 22, 2018
Home > Opinion > Otro borrón, otro cuento nuevo.

Otro borrón, otro cuento nuevo.

Por: Irving Hernández (@irvinhdz12_)

Se terminó otra era para los emplumados de Club deportivo Águila. El Uruguayo Jorge Daniel Casanova fue despedido después del empate ante L.A. Firpo. Apenas la tercera fecha, muchos se preguntarán “¿En qué piensan los directivos?”

Inició con el empate a uno en el Cuscatlán (local administrativamente) contra Sonsonate, luego la desagradable derrota sobre el final de 3-2 frente al Chalatenango y el pobre empate de 1-1 de vuelta al Barraza en el Clásico oriental. Pero, Casanova no se va por esas tres malas jornadas que realizó su plantel. Al contrario, eso fue la gota que derramó el vaso, para muchos aficionados y para los directivos.

El torneo anterior, Casanova tomó el mando emplumado, siendo el décimo entrenador en la administración de los Arieta. Más allá de los resultados que lo llevaron hasta las semifinales del clausura 2017, la afición nunca estuvo conforme con el rendimiento táctico que mostraba el equipo. Se clasificó a cuartos de final y su rival: Municipal Limeño (equipo que lo venció en las dos vueltas de clasificación) terminaron en tablas, y la mejor posición aportó para que los negro naranja llegaran a la semifinal.

Los ojos hacía Casanova seguían, tras seguir sin gustar a su hinchada. Los emplumados no avanzaron a la final, tras ser burlados por el Santa tecla y todo pintaba para que en el Clausura Casanova se fuera del equipo Migueleño.

La junta directiva emplumada decidió darle continuidad al pope Uruguayo para el apertura 2017. Se reforzó, hubo tiempo y realizó pretemporada (factores que eran justificados en muchas ocasiones) Cualquiera pensaría que el equipo Migueleño iba a comenzar de cero, en el aspecto de “continuidad” pero no; la espina de los malos resultados, o el hecho de no haberlos convencido el torneo clausura, hizo que la presión sobre el equipo continuase existiendo.

Y esa fue al parecer la respuesta para muchos; Casanova no se fue por tres malas jornadas. Casanova nunca fue parte del agrado de algunos aficionados emplumados desde el torneo clausura. NI la clasificación a cuartos de final de la CONCACAF League hizo que los aficionaos lo quisieran.

Sin embargo, sí hubo agrado para muchos jugadores, la mayoría –por no decir todos- fueron muy agradecidos, un día después de ser despedido, pidió reunirse con sus pupilos y ser él mismo quien dio sus palabras de partida, algo que se enmarca lo clase de persona que siempre fue, pese a las críticas burlescas de pseudo aficionados en redes sociales.

Otro borrón, otra nuevo cuento para Águila tras la llegada del argentino Osvaldo Escudero, quien conoce el futbol nacional por haber dirigido anteriormente a FAS, que por cierto, será su rival de estreno en el estadio Barraza, en la Liga mayor. Está claro que el acople en dirigir a Águila para Escudero, no será de la noche a la mañana y que la paciencia seguirá siendo fundamental para ver realmente qué tienen para mostrar.

Foto: @cdaguilaoficial

Deja un comentario